18 de abril de 2007

Lunes y Martes: Jornadas del Cliente

En la empresa en la que trabajo, cada cierto tiempo, tienden a recordar cosas necesarias para el bien de la misma, como en este caso “El cliente”.
Esta vez, nos juntan a un grupo de 15 personas de diferentes Dptos, y nos sueltan un rollo de compañía en plan sectario, pero sin sacrificios humanos. Te hacen participar de forma activa en el grupo, implicándote para dar tus opiniones y esas cosas de empresas americanas.
Lo bueno llegó el martes en las dos últimas pruebas:
La primera consistía en caminar en equilibrio sobre un tronco situado a una altura de 9 mts. Por supuesto subí, y desde esa altura, al no poder usar las manos para sujetarte, por normas de la prueba, las cosas toma otra perspectiva. Tengo buen equilibrio, por lo que superé la prueba sin apenas esfuerzo, pero claro los parámetros son los parámetros. Debo decir que allí arriba las cosas no pintan tan sencillas como cuando tienes 10 x en Equilibrio y a tu éxito se le suma una tirada de dados. Se ve a la gente pequeña, el tronco se mueve a cada paso que das, el viento se nota y el final del tronco se ve más lejos desde esta perspectiva. Se descarga adrenalina, aunque en mi caso no demasiada, no se si por inconsciencia o exceso de confianza.
La segunda es más difícil de explicar, pues había que trabajar en equipo con un compañero y el resto de personas que ayudaban desde el suelo, pero ya lo haré que ahora no me apetece demasiado y tengo mucho curro atrasado.

2 comentarios:

Irving el navegante dijo...

¿¿¿lo del tronco va en serio???

Y que tiene que ver con el cliente???

Saludos

Capitán Sögul dijo...

Claro. Te explico:
La construcción son dos postes de unos 12 metros, y a los 9 uno que los une en horizontal. Los dos postes tienen grapas para que, a partir de los 3mts y hasta ahi accedes mdte una escalera de toda la vida. Una vez subido a ellos, vas de un palo al otro en equilibrio. Asi de simple.
Tengo que deciros que te ponen un arnes de seguridad y al resto del grupo sujetando las cuerdas de seguridad.
Ésto se extrapola a que el cliente, que es quien está arriba, se aventura a participar en nuestra empres; y a la empresa, los de abajo los empleados de la empresa....
Creo que la realidad era que nos querían despertar después de tanta charla...