3 de septiembre de 2009

De vuelta

De vuelta al "lío" después de un mes en Italia, y ya estoy atacado... y eso que sólo llevo desde el miércoles yendo al trabajo...

Bueno, os cuento una cosa curiosa y típicamente española:
El otro día, circulando por Madrid en coche, me paro el primero delante de un semáforo. En esto, que se me acerca un hombre, sin aspecto de indigente ni de necesitado, y me pide dinero. Educadamente molesto, le contesto que no, que lo siento, pero no llevo nada. Entonces, cuando se va a ir a pedir al siguiente coche, me dice: "Como te saltes el semáforo, te denuncio". Tremendo.
No es que fuera a saltarme el semáforo, pues soy, a veces demasiado, respetuoso con las normas de circulación, pero sentí ganas de hacer alguna barbaridad...

2 comentarios:

La chica cortocircuito dijo...

Es un rasgo típico de Madrid. Vivo y trabajo en el centro y uso transporte público. No te exagero si te digo que me piden dinero, tabaco o atención una media de 5 veces al día. Lo peor es que el 90% no te piden, te increpan. Así es esta ciudad.

Capitán Sögul dijo...

Madrid... siempre única.

Gracias por seguir siguiéndome!