20 de junio de 2006

Miradas

Hace años, cuando todo me parecía normal, o al menos asi me parecía pese a que no lo era, yo vivía en un estado de completa despreocupación, ajeno a todos los verdaderos problemas que se presentan en la vida, y esto se reflejaba en mi mirada, que si bien era triste (de cordero degollado me llegaron a decir), era limpia, y no tenía ningún fondo oscuro...
Ahora, después de todas las cosas que me han ido pasando, de las hostias que me he ido dando, aunque he descubierto la verdadera felicidad y realmente me siento muy bien, todo lo chungo se me ha ido notando en la mirada. Me lo dijo una persona a la que hacía mucho que no veía, y me comentó que algo había cambiado, se me notaba sobre todo en la mirada, que parecía más fría, más dura. Esto me dió que pensar (a parte de mirarme en un espejo para ver si había algún cambio, que personalmente no noté), y veo que efectivamente, ya no soy el que era, y aunque en la esencia aún sigo siendo el mismo, muchas cosas han cambiado; mis prioridades, mis valores, mi concepto de la amistad, mi concepto de (no) familia... tantísimas cosas, que quien me hubiera llegado a conocer a fondo alguna vez, ahora sería capaz de apreciar como todos estos cambios me han afectado.
Por esto debe decirse que la cara es el espejo del alma...

3 comentarios:

militech dijo...

A eso lo llaman la mirada de los 1000 metros

Capitán Sögul dijo...

Prefiero la mirada Magnum, que me sale muy bien, o si no la Ice...

militech dijo...

JA JA Ja, la MAGNUM es buenisima

Aunque me cuesta imaginarte con ella puesta, prefiero la Dark Blue