7 de febrero de 2006

Azca

Ayer, mientras hacía la cena, pude ver en Telemadrid un reportaje sobre la Torre Windsor. El próximo día 16 se cumplirá un año desde el incendio.
En él hablaban de la construcción del edificio, sobre lo que significaba para Madrid, el entorno en el que se proyectó... Salían hablando arquitectos de renombre, como un tío que por lo visto era el Decano de Arquitectura (a este lo he visto en persona, y su cara parece la de un txufer, barba blanca, bigotón y nariz grande), pero lo que más me gustó fué que hablaban de Azca (no pude aguantar mucho, pues el sueño me venció, pero mi objetivo era ver si hablaban de lo que provocó realmente el incendio y de las supuestas figuras humanas (alienígenas seguro) que se grabaron en una de las ventanas).
Azca, por lo visto, fué un proyecto innovador, que tenía dos vías transitables en la misma superficie. Las zonas al aire libre y las subterráneas.
Pues bien, todo el rollo que he contado, es sólo para decir que el reportaje me trajo muchos recuerdos de cuando me iba a Azca a montar en bici con mi amigo Militech y con su primo Gor.
Nos pasábamos allí las tardes subiendo escalones y usando las muchas rampas que por allí había (y digo había, por que han remodelado la zona y se han perdido algunas de las mejores que usábamos) para practicar saltos. Nos dimos alguno que otro susto, en esa época la bici era como tener un "niño tonto" por que nos dejábamos bastante dinero en piezas (yo, modeastia a parte, salvé la vida a Militech, pues por suerte, le rompí la horquilla delantera con suspensión de su bici justo antes de que se fuera a Pirineos... él como agradecimiento me rompió la potencia de la mía meses más tarde ;D), pero nos lo pasábamos muy bien, y ahora lo recuerdo con una sonrisa bobalicona en la cara.
Saludos!

1 comentario:

militech dijo...

Pues si que se pasaba bien dando saltos en las rampas de los edificios y derrapando por las calles de cementillo y saltando por las escaleras y subiendo escaleras en "Parado", solo a saltos.

La verdad es que no eramos los bicivoladores, pero lo pasabamos bien...

Y tambien recuerdo un dia maravilloso dando vueltas en el 8 de la Casa de Campo, y viendo quien saltaba mas.

QUE TIEMPOS AQUELLOS!!!!