29 de noviembre de 2005

Ánimo gris

Desde siempre me ha pasado que, cuando hace un mal día, lo que conocemos por un día gris, tengo tendencia a estar triste y desanimado, a verlo todo gris como el tiempo... Y hoy, tengo una mal día, lo que unido al color gris de hoy compone un día de desánimo...
Llevo unas semanas en el trabajo currando como un loco, sólo al frente del CAU, quedándome varios días hasta más tarde de mi hora de salida (ya conté algo), haciendo cosas que van más allá de lo que, es estrictamente, mi trabajo. Y, a parte de que no es reconocido (mis compañeros se sienten igual que yo), no está pagado de ninguna manera. Llevamos tres años trabajando a destajo, y nunca nos lo han reconocido como deberían, con un aumento.
Llevamos tres años con la subida mínima del IRPF. La vida sube eso mísmo, pero claro, por unidad, por lo que si compras varios productos, cada uno tiene su propia subida, y la suma de estas pequeñas subidas en todas las cosas, en seguida superan a la nuestros sueldos.
Hablamos con nuestro jefe y le dijimos que entendíamos que no estaba contento con nuestro trabajo por que no se reflejaba en nuestro sueldo, a lo que contestó que si que estaba satisfecho de nuestro trabajo (no sé si sabrá lo que hacemos), pero que para este año no había posibilidad de promocionarnos para una subida, puesto que no había presupuesto.
Y, ¿qué hace para paliar nuestro disgusto?, pues nos insta a cumplir los objetivos de este año. Cada año tenemos unos objetivos que cumplir, y según el porcentaje de ellos que consigamos, así nos pagan un incentivo o "zanahoria". Este año, para que nos callemos nos da una zanahoria mayor, eso si, siempre que cumplamos los objetivos... No hace más que apretarnos las tuercas hasta ver a dónde podemos llegar sin quejarnos, y cuando nos quejamos, nos hace una envolvente y cree que ya está.
De lo que no se da cuenta, o pasa de hacerlo, es de que por su culpa se está generando un ambiente de astio y cansancio que no es normal... Todo esto, unido a el volumen de trabajo, el día gris... hace que me sienta un tanto deprimidillo.

Saludos

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ánimo!

Capitán Sögul dijo...

Gracias!, ahora estoy en un estado de pseudorelajación zen, pues nos han notificado que este viernes, ¡¡repetimos de nuevo!!.
Nos volvemos a quedar después de las tres (nuestra hora de salida)!!... para hacer otro traslado!. Bieeeeen!!!...

Capitán Sögul dijo...

Pues vaya mierda, sigo sintiéndome hecho polvo y deprimido... y eso que aunque hace frio hace un día precioso.
Además me cuando me habla la gente, les escucho, pero como tengo la cabeza en marte, no asimilo lo que me cuentan... Estoy "emparrado".