21 de noviembre de 2005

Un domingo diferente...

Pues si, después de un viernes en el que me tocó trabajar hasta las ocho menos cuarto! (fué algo excepcional, pero fué) llegó un sábado bastante normalito, mega-compra, comida, tele y tarde en casa. De repente, a las nueve y media, ¡se hizo domingo!. Nos levantamos somnolientos para prepararnos y salir hacia Mataelpino, a un balneario llamado "El Bosque". Explico esto, el día de nuestra despedida de solteros, unas amigas que no pudieron venir a nuestra boda, nos regalaron una sesión de balneario a cada uno (un circuito hidrotermal). Pensábamos ir el fin de semana pasado, que estuvimos al lado, en Alpedrete, pero como llegamos tarde, lo retrasamos un fin de semana y pasamos el día en Cercedilla, dando un paseo por la nieve... Esta vez no íbamos a retrasarnos.
Salimos con tiempo de sobra y llegamos sin problemas. Hicimos el circuito termal y estuvo muy bien, hasta que la parte de agua caliente se mezclaba con baños y duchas frías. Esto, pese a lo mal que me sentó (no de salud, sino por el impacto de lo brusco del cambio), resucita a un muerto!. Por lo demás salimos relajados y bastante a gusto.
Decidimos ir a comer cordero asado, asi que nos fuimos a Manzanares el Real, encontramos un lugar económicamente asequible (ajustado a los vales de comida que me sobraban), cuyo cordero estaba algo duro (los hemos comido mejores), y para bajar la comida nos fuimos a la Pedriza a dar un paseo.
La Pedriza es un lugar bastante especial para mí, lleno de buenos recuerdos, muchas risas y además de todo esto, un paraje natural precioso.
Recuerdos de otros tiempos y otras compañías que ya no frecuento, recuerdos de tiempos que se miran con cierta emoción, que ya no volveran a ser como antes, pero recuerdos buenos; eso es lo que cuenta, que cuando mires atrás puedas decir, - si, me lo pasé de p.m ó - fuí feliz... en fin, que me pongo melancólico... Y fijaros qué coincidencia, llegando a Manzanares recibí un mensaje de un amigo que hace mucho, mucho tiempo que no veo; nuestro amigo Thor. Me felicitó por nuestra boda, y le respondí dándole las gracias y mi mail para futuras quedadas, si es que surgen, que espero que sí (cuando vuelva de Bosnia).
Fuimos siguiendo el rio sin una ruta definida, dando un paseo tranquilo, pero a la altura de las pozas comenzó a chispear, por lo que volvimos sobre nuestros pasos.
Aunque el día estaba nublado, todo aquello estaba precioso, verde y gris (piedra) por todos lados; luego estaba el río, lleno de agua, sonoro y limpio y el olor carácterístico de allí. Me encantó el paseo y como no, la compañía. Ahora tengo un bonito recuerdo más de la Pedriza.

Saludos!.
PD: Cualquier recuerdo sobre la Pedriza será bienvenido.

9 comentarios:

Capitán Sögul dijo...

Recuerdo una ocasión en la que subimos al Yelmo (no recuerdo exáctamente quienes éramos asi que no doy nombres), y fuimos acompañados durante toda la subida por un pastor alemán que se vino con nosotros y se quedó un tiempo, molestando a los caballos que por allí pacían y ladrando a todo el que se acercaba a nuestro grupo.

militech dijo...

He de decir capi, que ese Pastor Aleman no se llamaba asi, sino TUBO, y por cierto, no quiso comerse las albondigas de Theras hasta que yo le di la orden.

Cierto que eran buenas epocas.

Tambien me acuerdo de una sesion de camuflage en la que nos disfrazamos de flores mientras los demas buscaban Gamusinos.

militech dijo...

Tambien recuerdo otra vez en la que unimos 2 tiendas con un poncho de combate y a la mañana siguiente a alguien le aparecio la cabeza de un caballo husmeando en la comida

militech dijo...

Y la frase Arrebolica mientras cargabamos con varias tiendas subiendo hacia el yelmo:

Tengo hambreaaa, cuanto quedaaa paramos yaaaa!!!

Capitán Sögul dijo...

Y las escaladas a "pecho descubierto" en las que papá Thor nos decía que tuviéramos cuidado...
Además recuerdo una muy buena, en la que él llegó un día más tarde y me bajé a Manzanares a buscarle del autobús, y mientras subíamos alguien nos acechaba entre las rocas... IOLUS!!!... ja, ja, ja!

Anónimo dijo...

También recuerdo otra historia de la Pedriza, pero esta es mía.
:)

Anónimo dijo...

Yo soy otro anónimo que también tiene un gran recuerdo de la Pedriza.

militech dijo...

Es cierto que era a pecho descubierto, pero llevaba la braga tapando la cara rollo ninja y el macheton colgado de la pierna, pantalones camo y camiseta de tirantes atada a la cintura

Capitán Sögul dijo...

Lo recuerdo, lo recuerdo. A lo maciste.
Pero creo que cuando más me reí fué con lo de la búsqueda de Gamusinos... El perfecto mimetismo con una margarita... El estar "escondidos" riéndonos a carcajada limpia... Que bueno!.
Y que bonitas vistas desde arriba del Yelmo (subiendo por detrás).