5 de marzo de 2007

Eclipse de luna

El sábado, dia del eclipse de luna, fué un día realmente excepcional, por muchos motivos, encuentros, diversión, alegrías...
Por la mañana, madrugué para regalarle a mi mujercita la compra de su fiesta de cumpleaños, que fué terrible, no el madrugón si no la gran cantidad de gente en Alcampo un sábado a las 10... horroroso. Aunque se me animó la compra a última hora :)

Después, la fiesta, un montón de amigos que hacía tiempo que no veía. Gritos, risas, música, bebida, comida (que rico el guacamole), eclipse de luna... y como colofón; salida nocturna. Cuando casi todo el mundo se fué, los que quedamos fuimos a un sito que está cerca de Serrano, creo que se llamaba "Déjate besar", y es bastante chulo, aunque muy pijo, y con mucha gente, pero de música no andaba mal.

Como conclusión, fué un día bastante bueno con gran cantidad de cosas poco usuales.
Lo único malo fué que pretendía madrugar el domingo, y lo hice, asi que tengo un sueño terrible.

4 comentarios:

Irving el navegante dijo...

Otros que si bebimos alcohol y también madrugamos (muchiiiiiisimo) no estuvimos tan gloriosos por la mañana y en nuestro poco tino resacoso cometimos errores que pagaron otros... Narices, rodillas... ya sabeis,... los frutos de la violencia

(aún me siento culpable, sniff)

Capitán Sögul dijo...

¿Tienen nombre propio?... :)
Cuantos EDU´s de fuerza generaste en tu "generosa" resaca...

¿Hubo frases de aliento como "mecagüenntuputaaaaaaaahh....!!!" ó "En la cabeza no, que tengo que estudiar!!!"...?

Y tu rodilla, cómo anda?... Piensa que el Domingo tenemos El EVENTO, y las excusitas del tipo "me duele esto o aquello" se interpertan como MIEDO.

Ya he reservado tres plazas más, confirmádselo a Hoid Cristiano, si habláis con él antes del viernes.

Jötul, se raja: Miedo escénico.

Irving el navegante dijo...

El nombre propio es Juanma, y el pobrecillo se zampó un descuido lo que es en toda la nariz (aunque no entiendo porqué tuvo él que bajar la cabeza justo en ese momento).

Se comportó como un caballero (que sangra por la nariz) y se autoimputó la autoría de la falta que tras una leve discusión compartimos.

La resaca fue moderada y más debida a la falta de sueño que al alcohol digamos que de 0.3 EDU's.

De momento y sin que sirva de precedente... hoy no me duele nada... veremos cómo estoy el domingo.

En cuento al miedo...

¡¡¡MUHAHAHAHAHA¡¡¡

Capitán Sögul dijo...

Esa última frase del miedo... no me dice nada... pero me huele a bebé con el pañal en posición FULL.

:)